Las claves para comprar en rebajas

Hola guapisim@s!!! Que tal va ese “pesado día” llamado lunes? Venga vamos a echarle ganas y comenzar la semana con una sonrisa, no nos quitara las penas, ni el cansancio, pero seguro que nos ayuda en algo.

Ya esta aquí oficialmente el verano, y con el llega algo que llevamos esperando meses… LAS REBAJAS. Sobre este tema os voy a hablar hoy.

Las rebajas, los descuentos, los súper chollos, llámalo como quieras, en realidad es ese fenómeno que hace que nos volvamos loca, perdamos la cabeza, y a veces terminemos adquiriendo cosas que no necesitamos, chollos que no lo son tanto o prendas que ni siquiera nos sientan bien.

No me mal interpretéis, las rebajas no están mal, eso si, siempre y cuando sepas comprar en ellas. Yo he vivido las rebajas como consumidora y como empresa, y esto me ha permitido como cliente saber exactamente que hay detrás de cada descuento o si merece o no la pena una promoción.

Hoy quiero ayudaros a vosotras también, y quiero que este año estéis orgullosas de todas las compras que hagáis en este periodo. Antes de empezar dos frases importantes que debes tener muy en cuenta:

– “si lo mejor de un artículo es el pvp, no debes comprarlo nunca”

– “no puedes arruinarte ahorrando”

Y es que no debemos comprar cualquier cosa por muy rebajada que este, ni debemos utilizar el precio como excusa para terminar gastando 4 veces más de lo que gastaríamos en temporada.

Atendiendo a estas dos premisas veamos una serie de puntos que serán la clave para que las rebajas de este año sean todo un éxito en tu armario y tu monedero.

– planifica necesidades y deseos: revisa tu armario y haz una lista de lo que realmente necesitas y aquellos artículos con los que llevas soñando toda la temporada.

– estipula un presupuesto, esto te ayudara a ser racional en tus compras y decidir que parte asignarás a las necesidades, a tus deseos o escoger entre ambas.

– compra pensando en el futuro, esto es algo sencillo pero que casi nadie hace, y os aseguro que es muy efectivo. Os explico, cuando yo compro en rebajas, no me limito a comprar los artículos de temporada, es decir, si estamos en julio no compró sólo vestidos de tirantes, bikinis y shorts. Fíjate bien, porque hay prendas que las catalogarías de otoño o casi invierno como jerséis o cazadoras, que suelen tener un descuento mucho mayor que el resto de prendas. Ahora es el momento de adquirirlas, te ahorrarás dinero de cara a la siguiente temporada.

– compra prendas versátiles que puedas usar todo el año, camisas y vestidos son el mejor de los ejemplos. Pero no todo vale, elige colores y tejidos que sean compatibles en todas las estaciones.

– ojito y mucho ojito con los tipos de descuento:

* carteles como DESDE 12€ suelen tener truco, ¿a que nunca encuentras la prenda de 12€? Y claro siempre terminas comprando la de 15€ o 20€, punto para la empresa! (Aunque están obligados a tener como mínimo una prenda que represente el precio marcado en el cartel, no siempre lo hacen).

* la prenda debe marcar siempre el precio inicial y el precio de rebaja.

* si no marca el porcentaje de descuento, calculalo, Una buena rebaja será adquirir una prenda como mínimo al 50% de descuento, yo por debajo de eso ni me lo planteo.

* los mejores descuentos y los que más venden son aquellos de pvp redondo como TODO a 20€, no compres nada de este tipo de promoción sin antes haber calculado el descuento en porcentaje. Compara siempre pvp inicial y pvp final.

compra por fases, no agotes todo tu presupuesto el primer día de rebajas, los precios varían mucho a medida que estas avanzan, mi consejo es adquirir aquello que deseas al principio (para no quedarte sin ello) y comprar lo que necesitas sin prisa pues al final del periodo de rebajas hay auténticos chollos.

– muy importante: los derechos del consumidor son exactamente los mismos en periodo de rebajas que en temporada, un artículo debe ofrecer las mismas garantías y derechos de devolución. Si el establecimiento establece otra política deberá siempre anunciarlo por escrito en el ticket de compra, entérate bien de las políticas de cambio y devolución de las empresas.

– no gastes gran parte de tu presupuesto en prendas súper de moda, ten en cuenta que quizás la temporada que viene ya no lo estén tanto, en este sentido ten cuidado con: colores, diseños y prints.

Y ahora si, con las cosas bien claritas y dispuesta a patearte la ciudad, coge tu shoppingbag y disfruta de una súper jornada de compras con tus amigas y no te olvides del descanso y las cañitas.

Os propongo varios outfits para un día de compras y picoteo. Un día de estos, por supuesto,  os dedicare un POST sobre mis rutas favoritas, aunque en mi revista de treintaycool, que os presentaba ayer, ya os di alguna pista eh?.

image

Sunglasses: MIU MIU, Vestido largo: VERO MODA, Alpargata: MANGO, Pendientes: KENDRA SCOTT, Sombrero: OLIVER BONAS, Vestido tirantes: 2020AVE, Sandalias: AVENUE 32, Shopping bag: CHANEL

Último consejo; para un día de shopping elige ropa cómoda y fresca, en verano claro, los vestidos son la opción ideal pues tardaras 2 segundos en quitártelo y ponertelo a la hora de probarte las prendas. Si no quieres arruinar el día y aguantar como la que más, calzado plano y súper cómodo. El bolso también es importante y,a la hora de una larga jornada de compras, el shoppingbag es un imprescindible, te permitirá ir metiendo tus compras y así no cargarás con montón de bolsas.

Me despido por hoy y prometo volver muy prontito. Recuerda compartir mi entrada si te ha resultado útil e interesante y si quieres déjame un comentario, que me hacen mucha ilusión! Feliz Lunes a tod@s!

image

 

 

Anuncios
Estándar