Xristmas time

Hola guap@s!! Diciembre ya esta en nuestro calendario ¿qué os parece? Increíble ¿verdad? Hace cuatro días colo quien dice estaba deshaciendo el equipaje después del verano y ahora ya le estoy haciendo sitio al árbol de Navidad.

Ayyy Navidad!!! Tan amada, y a veces, tan odiada, ¿a ti te gustan las Navidades? A mi en parte si y en parte no. Reconozco que pierden mucho color cuando te haces mayor, y casi se vuelven en blanco y negro cuando trabajas en retail como es mi caso.

He tenido la suerte y la oportunidad de tomarme los dos últimos años sabáticos, y habiendo trabajado tantísimos otros en el sector, recupere la ilusión por estas fiestas. Tener niños también influye muchísimo, verles disfrutar, cantar villancicos y escuchar a cada segundo el famoso “me lo pido” hace que te sonrías y comprendas que los verdaderos “protas” de esta peli son ellos. No vayáis a creer q no tengo espíritu Navideño, si que lo tengo,  pero sinceramente me gustaban mas las navidades de antes. Quizás precisamente porque era una niña. Me gustaba cuando pedíamos el aguinaldo por el barrio, cuando escuchabas villancicos en los comercios y la calle (esa es una de las cosas por ejemplo que ya no existen), y cuando, ya desde Noviembre, estabas decidiendo a que fiesta acudirías en Nochevieja y que súper vestido llevarías. Recuerdo que recorría todas mis tiendas favoritas rebuscando la prenda ideal para comenzar el año “like a star” 😉😉😉.

Estas Navidades, que nuevamente me pillan trabajando, se presentan rápidas y agotadoras, mi agenda está ya cubierta en fechas con cenas y comidas, mi estómago tiembla solo de pensarlo.

Ya no tengo que buscar el vestido ideal, afortunadamente mi fondo de armario es lo suficientemente amplio para cubrir estos eventos, una tarea menos.

Tenemos ya la fecha para poner el árbol y decorar la casa con los niños, aún no he comprado los disfraces para las funciones del colé (check pendiente).

En medio de todo este follón tengo que preparar el cumple del pequeño, el 14 de Diciembre cumple 4 añitos, y como ya tiene uso de razón ha elegido una fiesta temática de superhéroes, otro disfraz más a la lista.

Y por supuesto he de sacar al menos dos días para las compras navideñas, ahora entiendo cuando yo abría los regalos de Reyes y casi nada coincidía con lo que había pedido, no sabéis lo difícil que es encontrar los jugues que están de moda, la palabra más repetida es AGOTADO.

Acabo tan agotada en esta época, que la últimas Navidades que me pillaron trabajando, quite el árbol de Navidad en febrero, ya casi cuando florecía. Este año me conformo con que me de tiempo a ponerlo.

Aún así y a pesar de todo, adoro llegar a casa y encender el árbol, adoro el desayuno de la mañana de Reyes y adoro acudir con mis hijos a la Plaza Mayor, y su correspondiente visita a Cortilandia,  para que se empapen bien del espíritu Navideño.

Soy una enamorada de la esencia de la Navidad y de las tradiciones, hoy os dejo una imágenes de inspiración navideña, donde podéis encontrar opciones de vestidos por menos de 40€ para estar divinas en todas esas cenas y salidas que tenemos en la agenda. Y opciones también para disfrutar de tu casa y momentos de relax, si es que consigues tenerlos. En cualquier caso DISFRUTA de estas fechas, de tu familia, y de tus amigos. Cualquier excusa es buena para salir y divertirse. Os dejo aquí mis looks navideños aún estáis a tiempo de encontrar vuestro vestido o accesorio perfecto!!.

image

 

Zapatos: CHRISTIAN LOUBOUTIN, Vestido: SHEINSIDE, Anillo: EDDIE BORGO, Clutch: NET A PORTER

image

Anillo: BARNEYS, Sandalia: JIMMY CHOO, Vestido: RARE LONDON, Clutch: BLUE & CREAM

image

 

Bota: ISABEL MARANT, Abrigo: NET A PORTER, Jersey: FARFETCH, Leggins: ZARA, Gorro: BURBERRY, Reloj: BACK COUNTRY, Bolso: REED KRAKOFF

image

 

Zapatillas: FAT FACE, Sudadera y Pantalón: ADIDAS by STELLA MCCARTNEY

Ahhhh se me olvidada acordaos de compensar cenas, comidas y salidas con una dieta detox sino queréis llorar en Enero… Un poquito de humor para estas fechas. Bss4all 😜😜😜.

image

 

Anuncios
Estándar

Conviviendo con mis recuerdos

Hola a tod@s! El otro día os prometí un POST especial y distinto y aquí lo tenéis.

Hoy no voy a hablaros de moda ni de tendencias, a cambio os ofrezco un trocito más de mi y de mi vida. Sentimientos y recuerdos que hoy quiero compartir con vosotros. Momentos que no tienen precio, y recuerdos que son imborrables, como cuando de repente vuelve a ti un olor del pasado, e intentas retenerlo recreando los momentos ligados a el, personas, comidas, perfumes… no os ha pasado nunca?

Como ya sabéis he pasado unos días en la playa, pero no una playa cualquiera, sino la playa de mi infancia, la que me vio crecer, probablemente la primera que vi.

Hacia más de 15 años que no la pisaba, y al volver, todo son recuerdos. Mis abuelos, que nos dejaron hace ya unos años, tienen aquí un apartamento, y este año decidimos venir on los niños. Todo esta igual, nostalgia y tranquilidad te invaden a partes iguales. Es una sensación extraña, como si no te hubieses ido nunca.

Aún me veo corriendo con mi pandilla por los jardines de la urbanización, mi primera pandilla de adolescencia, con lo importante que es eso a esa edad, cada verano hacíamos pacto de hermandad y, como en “verano azul”, llorábamos cuando teníamos que volver a nuestras respectivas ciudades. Seguramente me habre cruzado estos días con alguno de ellos y probablemente ni nos hayamos reconocido, 15 años cambian mucho y más en estas edades!!

Por lo demás practicamente todo sigue  igual, el olor a jazmín de los jardines, la tiendecita de la esquina, los farolillos que alumbran la urbanización, es casi como viajar al pasado.

Volver al apartamento ha sido casi como volver a veranear con mis abuelos, todo sigue exactamente en el mismo sitio, la familia ha intentado mantener en lo esencial el apartamento tal y como lo dejaron ellos, y yo se lo agradezco una barbaridad.
Aún me parece estar viendo a mi abuela desayunando en la terraza sus tostadas con mantequilla y mermelada, mientras mi abuelo vuelve de caminar por la playa con su inconfundible gorra, aún colgada tras la puerta. Es como sí me los fuese a cruzar en cualquier momento.

Sobre una estantería descansa el libro que probablemente nos hayamos leído todos los primos, aún está el bote de lápices que tenía mi abuelo donde guardaba escrupulosamente los bolis que utilizábamos para anotar los puntos cuando jugábamos a las cartas. La mecedora de la terraza donde siesteaban, hasta los tazones de desayuno.

Buscando una libreta en uno de los cajones del aparador encontré otro tesoro de mi abuela, su caja de costura, con los mismos hilos y agujas que la vi usar infinitas veces, los mismos botones con los que yo jugaba.

Sabéis no he podido tener un final de verano mejor, hay cosas imposibles que cuestan muy poco, como volver a veranear con tus abuelos cuando físicamente ya no están con nosotros, pero están en su apartamento, en sus sábanas, en nuestros corazones.

Mis abuelos, personas increíbles, dejaron 7 hijos, 14 nietos y 4 biznietos y lugar precioso en la playa donde podemos juntarnos y recordarlos, donde podemos volver a estar en ellos. Os dejo unas imágenes de estos últimos e inolvidables días.

image image image
Gracias Felisa y Tomás por todo lo que nos habéis enseñado y legado a lo largo de vuestra vida. Os quiere, vuestra nieta mayor

Sandra Blanco

 

Estándar