Nos vamos de boda?

Buenos días chi@s!! Hoy ya Martes y esta semana es cortita que el jueves es fiesta!.

Ayer no pude estar con vosotras como cada lunes, porque tuve día de funciones escolares, como cada año tuve la posibilidad de comprobar las dotes artísticas de mis dos tesoros, me los comoooo!!. Ademas ahora que ha pasado el 40 de mayo, y me he destapado de golpe, he tenido la mala suerte de resfriarme 😓😓😓.

Pero hoy ya tenía mono de blog y no podía faltar a mi cita con vosotras, así que aquí os traigo un POST, que he preparado entre kleenex y antibióticos jejeje!!

Y ahora si que sí, os escribo sobre estilismos para BODAS, bautizos y comuniones lo dejo por el momento, porque casi ya han pasado las fechas, de todas formas al final del POST os daré unos consejillos.

Antes de empezar quiero poneros en situación con una anécdota.

Hace ya unos añitos, unos cuantos por cierto, resulta que me enviaron un verano a estudiar a Irlanda juntó con mi hermana pequeña. Por aquel entonces nuestro conocimiento del idioma era más bien escaso, por eso precisamente nos enviaron allí. Un día la familia de mi hermana, me invito a pasar un domingo con ellos, iríamos a visitar a una de sus hijas que estaba en un colegio del condado. Para causar buena impresión, toda mona yo, me puse mis vaqueros ajustaditos una camisa con un pañuelo precioso, un blazer y mis botines con algo de tacón. El look era perfecto, pero para que?.

Cuando me recogieron, prontisimo por cierto pero es que allí se madruga un montón, fuimos a visitar a la hija con la que estuvimos una hora escasa, después nos dirigimos en coche hacia un paraje precioso a las faldas de una montaña, yo pensé que nos bajaríamos a hacer unas fotos y nos iríamos a comer a algún sitio, cuando de repente me vi en pleno ascenso a la montaña con mi súper estilismo de domingo, yo miraba a mi hermana desconcertada y ella se reía, era algo surrealista, estuvimos todo el día haciendo trekking y con un picnic como sustento.

Y con esta anécdota hay algo que me quedo muy claro y es que hay que saber siempre DONDE vas para decidir correctamente COMO vas. Esta es una máxima que yo llevo siempre a rajatabla, y en una entrada como la que hoy os ofrezco es de suma importancia tenerla en cuenta.

Porque esta claro que no hay dos bodas iguales aunque se celebren en el mismo sitio y hay además multitud de tipos de boda. Hoy nos centraremos en tres bodas de estilo diferente en función de donde se celebran. No es lo mismo una boda celebrada en el campo, que en la ciudad o en la playa.

Es un error vestirse para las tres de igual manera. Así qué yo te aconsejo que te informes bien al menos de tres cuestiones:

– del sitio y su entorno

– del tipo de invitados que acudiran

– si existe o no dress code o código de etiqueta para la vestimenta de sus invitados

Si atiendes a estos tres puntos, será muy difícil que te equivoques y conseguirás el look adecuado para la ocasión.

A continuación os muestro tres looks que he elegido en función del tipo de boda y sus dos vertientes boda de día y boda de noche.

image

 

Vestido largo: ICE ICEBERG, Vestido corto: BDBA, Tocado: BOTICCA, Pendientes: ASOS, Brazalete: SCIUMÈ , Clucht: RIVER ISLAND , Sandalia: GUCCI

Una boda en el campo permite un look etéreo, de estilo romántico y si quieres con cierto aire vintage, tendencia que ha cobrado protagonismo en los últimos años. Apuesta por tejidos naturales y ligeros, sedas, gasas y encajes, las flores y bordados conseguirán que te mimétices con el entorno, y son dos opciones de los más acertadas.

Importante: tacones SI pero búscalo con el ancho adecuado (como el de la foto) si no quieres arriesgarte a quedarte clavada en el terreno y destrozar tu calzado. En cuanto al accesorio, tocados florales y detalles en materiales como la rafia o tela de saco le aportarán al look un aire de lo más campestre. En la imagen dos opciones de vestido: uno largo para ceremonia de noche y vestido corto para celebraciones de día.

image

Vestido largo: BDBA, Vestido corto: TOPSHOP, Tiara: JENNIFER BEHR, Brazalete: ROBERT LEE MORRIS , Sandalias y Bolso: D&G , Pendientes: RIVER ISLAND

Todas la bodas son especiales, pero si es boda en la playa aún lo es más, te permitirá un look relajado, al más puro estilo Adlib (estilo ibicenco) casi vacacional. No obstante no descuides tu estilo pues sí quieres estar entre las mejor vestidas hay una serie de claves que has de tener en cuenta. Usa colores neutros, los tonos pastel serán tus grandes aliados, de nuevo tejidos vaporosos, organzas y linos serán perfectos pues son tejidos frescos que además transpiran muy bien. Vestidos de corte sencillo que te ofrezcan comodidad.

Esta vez tacones NO, apuesta por sandalias planas con aplicaciones o en tonos plateados y dorados para no perder ese cierto look festivo. Como complementos para el cabello puedes apostar por una Pamela que te resguardara del sol, si es por la tarde una tiara o banda para el pelo también son buenas opciones.

image

Vestido largo: MIGUEL PALACIO,  Vestido corto: ETXART & PANNO, Turbante: TOCADOS BOHOCHIC Pendientes y Brazalete:  ASOS clutch: GIUSEPPE ZANOTTI , Sandalia: BALLIN, Anillo: SOLE SOCIETY

Una boda en la ciudad te permite escoger un look mucho más actual y sofisticado, este tipo de bodas suelen celebrarse en edificios históricos u hoteles de diseño y con carácter por lo que la opción adecuada es la apuesta por tendencias tanto en tejidos como en diseño, atrévete con el color y los prints, eso si siempre en su justa medida, Tacones POR SUPUESTO aquí está todo permitido, aunque para mi la opción ideal son unos buenos stilettos o unas sandalias hiper femeninas como las de la imagen.

En accesorio apuesta también por algo original y atrévete con un turbante, muy de moda, para dar un toque distintinto y muy años 20, de nuevo dos opciones de vestido corto y largo en función de la franja horario en la que se desarrolle la ceremonia.

Como os comentaba al principio si se trata de un Bautizo o comunión, el elige siempre una opción de corto, para estas celebraciones puedes introducir otras tipos de prendas como falda y camisa o jumpsuit (mono).

Y bueno me despido ya, como siempre esperando haberos ayudado, al final igual me he enrollado bastante pero es que tenia muchas ganas de estar con vosotras después de 3 días!! 😉😉

image

 

 

Anuncios
Estándar

Noche y día, día y noche

Pues sí, he de confesarlo, desde mi adolescencia, y consecuente autonomía para decidir en que prendas gastaba mi paga mensual, descubrí que soy como una pequeña urraca.

Veréis, adoro las prendas deslumbrantes esas que habitualmente catalogamos como “para salir”. Me encantan los paillettes, las sedas, el raso, los encajes, los vestidos joya, las transparencias …, entiéndase por supuesto todo en su justa medida ¡claro!, que ya os veo imaginándome como Rafaela Carra en sus esplendorosos tiempos…

Lo cierto es que como os comentaba antes, en mi primera juventud solía gastarme gran parte de mi asignación en este tipo de prendas. Por aquel entonces “salir” era algo que hacía regularmente, recuerdo que llegaban los lunes y ya en el “insti” (¡puff! ¡que lejos queda eso!) estábamos pensando en el modelito del viernes. La semana se te hacía más corta sí, entre apuntes y deberes, parabas a probarte que te pondrías y con qué, y allí estabas otra hora delante del espejo con tu mejor pose, decidiendo tu look para triunfar.

Los años de facultad no fueron muy diferentes la verdad, además se le sumaba que ya tenía más independencia y más presupuesto, pues empezaba ya con mis pinitos laborales. Yo seguía buscando mis tesoros nocturnos y cayendo en la tentación de invertir en ellos. Para el “día a día” utilizaba el armario de mi hermana bien provisto de jerséis, camisas y sudaderas chulisimas para ir a la facultad (más de una pelotera tuve con ella por abusar en este sentido).

Pues bien, lo cierto es que cuando llegas a mis taitantos, con trabajo, hijos y demás responsabilidades las ocasiones de lucir modelito nocturno se reducen considerablemente. Tu presupuesto esta mucho más repartido y tiendes a ser más racional en tus compras.

El tema es que yo sigo teniendo el mismo vicio, cada vez que entro en una tienda mis ojos, manos y después dinero, se deciden por alguna prenda especial. Lo que aún no os he contado es que gracias a mi profesión conseguí tener una percepción distinta de este vicio y convertí lo que creía mi defecto en ventaja o virtud.

Aprendí la técnica del MIX, que no es otra cosa más que mezclar, customizar y a veces arriesgar, os aseguro que funciona. Mi armario de repente se volvió más funcional y dupliqué el número de posibilidades a la hora de vestir tanto para una ocasión especial como para mi vida diaria.

A continuación os muestro una serie de ejemplos que funcionan y nos permiten lucir esas prendas especiales en más de una ocasión independientemente de la hora del día y del plan que tengas.

Imprescindible para conseguir esto es no encasillar o etiquetar las prendas que adquirimos, caer en el error de “me he comprado esto para este evento o este día” es muy común.

Para conseguir amortizar una prenda especial o cualquier tipo de prenda hay que tener la mente abierta y arriesgar.

Aquí tenéis una primera opción en la que podéis rescatar un vestido que bien podríais llevar en una boda, pero que cambiándole los complementos y accesorios podréis usar en cualquier momento.

 

image

1. Stradivarius 2. Mango 3. Stradivarius 4. Victoria 5. Zara 6. Stradivarius 7. Mango 8. Zara 9. Stradivarius

Este ejemplo también es válido con shorts y minifaldas joya, busca su contraste con camisetas y sudaderas de algodón, ahora tan de moda .

image

1. Dolores Promesas 2. Topshop 3. BDBA 4. Asos 5. VNA-shop 6. Topshop 7. BDBA 8. Nike

La clave: sandalias planas y zapatillas, shopping bags y bolsos de gran tamaño, en cuanto al accesorio pañuelos y collares con color, los materiales mejor naturales, sin brillos ni estridencias.

En esta segunda opción he optado por el caso contrario; unos sencillos pantalones sastre os servirán para cualquier evento más formal si lo mezcláis con un buen top y los accesorios adecuados.

 

image

 

1. Zara 2. BDBA 3. Zara 4. Topshop 5. Topshop 6. Topshop 7. Parfois 8. Topshop 9. BDBA  10. Topshop 11. Zara 12. BDBA 

La clave: tops y blusas con cuerpo, aplicaciones, tejidos vaporosos y con caída como las sedas, rasos, organzas… Bolsos pequeños de mano (clutch) o de tamaño medio tipo sobre, sandalias y zapatos siempre con tacón, los materiales con brillo y fantasía darán al look ese aire festivo que necesitas.

Y ahora asómate a tu armario, elige y mezcla!!. Si tu armario se te queda corto no olvides que siempre puedes ampliar horizontes. ¿Has probado a robarle algún jersey o sudadera a tu pareja, hermano o amigo? Puedes atraverte incluso con sus vaqueros al fin y al cabo los boyfriend son tendencia.

Ya sabes… prueba, experimenta y diviértete!! Y si necesitas ayuda, no lo dudes ¡AQUÍ ME TIENES!

image

Sigue leyendo

Estándar