Nos vamos de boda?

Buenos días chi@s!! Hoy ya Martes y esta semana es cortita que el jueves es fiesta!.

Ayer no pude estar con vosotras como cada lunes, porque tuve día de funciones escolares, como cada año tuve la posibilidad de comprobar las dotes artísticas de mis dos tesoros, me los comoooo!!. Ademas ahora que ha pasado el 40 de mayo, y me he destapado de golpe, he tenido la mala suerte de resfriarme 😓😓😓.

Pero hoy ya tenía mono de blog y no podía faltar a mi cita con vosotras, así que aquí os traigo un POST, que he preparado entre kleenex y antibióticos jejeje!!

Y ahora si que sí, os escribo sobre estilismos para BODAS, bautizos y comuniones lo dejo por el momento, porque casi ya han pasado las fechas, de todas formas al final del POST os daré unos consejillos.

Antes de empezar quiero poneros en situación con una anécdota.

Hace ya unos añitos, unos cuantos por cierto, resulta que me enviaron un verano a estudiar a Irlanda juntó con mi hermana pequeña. Por aquel entonces nuestro conocimiento del idioma era más bien escaso, por eso precisamente nos enviaron allí. Un día la familia de mi hermana, me invito a pasar un domingo con ellos, iríamos a visitar a una de sus hijas que estaba en un colegio del condado. Para causar buena impresión, toda mona yo, me puse mis vaqueros ajustaditos una camisa con un pañuelo precioso, un blazer y mis botines con algo de tacón. El look era perfecto, pero para que?.

Cuando me recogieron, prontisimo por cierto pero es que allí se madruga un montón, fuimos a visitar a la hija con la que estuvimos una hora escasa, después nos dirigimos en coche hacia un paraje precioso a las faldas de una montaña, yo pensé que nos bajaríamos a hacer unas fotos y nos iríamos a comer a algún sitio, cuando de repente me vi en pleno ascenso a la montaña con mi súper estilismo de domingo, yo miraba a mi hermana desconcertada y ella se reía, era algo surrealista, estuvimos todo el día haciendo trekking y con un picnic como sustento.

Y con esta anécdota hay algo que me quedo muy claro y es que hay que saber siempre DONDE vas para decidir correctamente COMO vas. Esta es una máxima que yo llevo siempre a rajatabla, y en una entrada como la que hoy os ofrezco es de suma importancia tenerla en cuenta.

Porque esta claro que no hay dos bodas iguales aunque se celebren en el mismo sitio y hay además multitud de tipos de boda. Hoy nos centraremos en tres bodas de estilo diferente en función de donde se celebran. No es lo mismo una boda celebrada en el campo, que en la ciudad o en la playa.

Es un error vestirse para las tres de igual manera. Así qué yo te aconsejo que te informes bien al menos de tres cuestiones:

– del sitio y su entorno

– del tipo de invitados que acudiran

– si existe o no dress code o código de etiqueta para la vestimenta de sus invitados

Si atiendes a estos tres puntos, será muy difícil que te equivoques y conseguirás el look adecuado para la ocasión.

A continuación os muestro tres looks que he elegido en función del tipo de boda y sus dos vertientes boda de día y boda de noche.

image

 

Vestido largo: ICE ICEBERG, Vestido corto: BDBA, Tocado: BOTICCA, Pendientes: ASOS, Brazalete: SCIUMÈ , Clucht: RIVER ISLAND , Sandalia: GUCCI

Una boda en el campo permite un look etéreo, de estilo romántico y si quieres con cierto aire vintage, tendencia que ha cobrado protagonismo en los últimos años. Apuesta por tejidos naturales y ligeros, sedas, gasas y encajes, las flores y bordados conseguirán que te mimétices con el entorno, y son dos opciones de los más acertadas.

Importante: tacones SI pero búscalo con el ancho adecuado (como el de la foto) si no quieres arriesgarte a quedarte clavada en el terreno y destrozar tu calzado. En cuanto al accesorio, tocados florales y detalles en materiales como la rafia o tela de saco le aportarán al look un aire de lo más campestre. En la imagen dos opciones de vestido: uno largo para ceremonia de noche y vestido corto para celebraciones de día.

image

Vestido largo: BDBA, Vestido corto: TOPSHOP, Tiara: JENNIFER BEHR, Brazalete: ROBERT LEE MORRIS , Sandalias y Bolso: D&G , Pendientes: RIVER ISLAND

Todas la bodas son especiales, pero si es boda en la playa aún lo es más, te permitirá un look relajado, al más puro estilo Adlib (estilo ibicenco) casi vacacional. No obstante no descuides tu estilo pues sí quieres estar entre las mejor vestidas hay una serie de claves que has de tener en cuenta. Usa colores neutros, los tonos pastel serán tus grandes aliados, de nuevo tejidos vaporosos, organzas y linos serán perfectos pues son tejidos frescos que además transpiran muy bien. Vestidos de corte sencillo que te ofrezcan comodidad.

Esta vez tacones NO, apuesta por sandalias planas con aplicaciones o en tonos plateados y dorados para no perder ese cierto look festivo. Como complementos para el cabello puedes apostar por una Pamela que te resguardara del sol, si es por la tarde una tiara o banda para el pelo también son buenas opciones.

image

Vestido largo: MIGUEL PALACIO,  Vestido corto: ETXART & PANNO, Turbante: TOCADOS BOHOCHIC Pendientes y Brazalete:  ASOS clutch: GIUSEPPE ZANOTTI , Sandalia: BALLIN, Anillo: SOLE SOCIETY

Una boda en la ciudad te permite escoger un look mucho más actual y sofisticado, este tipo de bodas suelen celebrarse en edificios históricos u hoteles de diseño y con carácter por lo que la opción adecuada es la apuesta por tendencias tanto en tejidos como en diseño, atrévete con el color y los prints, eso si siempre en su justa medida, Tacones POR SUPUESTO aquí está todo permitido, aunque para mi la opción ideal son unos buenos stilettos o unas sandalias hiper femeninas como las de la imagen.

En accesorio apuesta también por algo original y atrévete con un turbante, muy de moda, para dar un toque distintinto y muy años 20, de nuevo dos opciones de vestido corto y largo en función de la franja horario en la que se desarrolle la ceremonia.

Como os comentaba al principio si se trata de un Bautizo o comunión, el elige siempre una opción de corto, para estas celebraciones puedes introducir otras tipos de prendas como falda y camisa o jumpsuit (mono).

Y bueno me despido ya, como siempre esperando haberos ayudado, al final igual me he enrollado bastante pero es que tenia muchas ganas de estar con vosotras después de 3 días!! 😉😉

image

 

 

Anuncios
Estándar

POST-boda

Buenos días chic@s! Ya estoy aquí again, hoy con un POST especial.

Este es una entrada sobre bodas, pero POST-BODA. No os voy a hablar hoy sobre como nos preparamos para una boda o cuál es el look perfecto, eso lo dejare para otra entrada. Hoy os voy a hablar de como nos encontramos y nos recuperamos el día después.

Nos pasamos semanas, días o incluso meses, pensando que nos vamos a poner para esa boda tan especial a la que nos han invitado, ese día queremos estar radiantes. Acertar en la elección del vestido, perder esos kilillos de más para lucirlo de forma impecable, tener un bronceado perfecto y como no decidir que peinado y maquillaje usaremos.

Cuando llega el día nos pasmos horas corriendo de acá para allá entre peluquería, manicuras y rituales de belleza, siempre nos queda algo pendiente para última hora, por lo menos en mi caso; buscar el pendiente perfecto o si el tiempo, como ahora, se pone feo, decidir con que abrigarte un poco.

Todo esta listo para el gran momento, que estrés, y eso que no somos la novia… Pero da lo mismo a mi me encantan las bodas y me encanta prepárame a conciencia para la ocasión. Sobre todo esas bodas de gente a la que quieres un montón y sabes que vas a pasarlo en grande disfrutando con tus amigos de esa celebración tan especial. image

Pero… ¿qué pasa el día después?.

Pues que no puedes con tu alma. Has llegado preciosa a la boda, y allí te has dejado hasta el último aliento, bailando, riendo y alternando.

De entrada cuando llegas a casa, a veces con el primer cantar de los pajaritos,  ya de camino al dormitorio la estampa suele ser de lo más parecida al cuento de Cenicienta. Los tacones tirados por un lado el vestido (que con tanto mimó habías tratado) tirado por el otro, el clutch a saber donde lo has dejado… Y las 200 orquillas invisibles de tu recogido esparcidas por todo el baño.

A duras penas te quitas el maquillaje y… CAES INCONSCIENTE.

Cuando al día siguiente te levantas la cosa no suele ser mejor, eres lo más parecido a un “avestruz“, no lo digo por los pelos, sino porque no te apetece para nada sacar la cabeza de debajo de la almohada y además te pasas picoteando todo el día.

Bueno pues os voy a dar unos cuantos consejillos para sobrellevar el día y dejar de ser, como yo digo, un despojo 😜😜

image – En primer lugar duerme todo lo que puedas, obvio, pero no tanto, si tienes la mala suerte de tener alguna obligación al día siguiente inamovible, piénsate bien tu hora y estado de abandonar la fiesta. Una retira a tiempo siempre es una victoria.

Hidratate bien antes de acostarte y sobre todo al día siguiente. Bebe mucho agua y zumos naturales sobre todo de tomate y piña.

– En días como estos, a mi el cuerpo me pide picotear todo el día; ahora dulce, ahora salado, ahora una hamburguesa… En la medida de lo posible evítalo, pues harás que el cuerpo trabaje a contrarreloj para digerir la comida pesada, cuando además ya tiene tarea suficiente para recuperarse de los excesos del día anterior, así que come sano… Si puedes😳

– Antes de acostarte tomate un complejo vitamínico que entre sus componentes tenga vitamina B6, en la farmacia tienes unas cápsulas que se llaman Resalim PLUS  es un complemento alimenticio con extracto de piña, grosella, alcachofa y arándano que contiene también vitaminas B1 y B6 por lo que te ayuda a metabolizar bebidas y alimentos.  No te va a quitar la resaca pero ayuda bastante.

– Date una ducha energízante y comienza otro ritual de belleza, pero esté de recuperación. Tratare el pelo con una buena mascarilla, para recuperar los daños del día anterior. Hazte una limpieza facial a conciencia, y aplícate una buena mascarilla hidratante, yo adoro la cosmética de  APIVITA, una firma griega que sólo utiliza productos 100% naturales en su composición, sus mascarillas son la leche!.

Cuida también tus pies y tus piernas que han sufrido una noche de tacones. Aplícate una crema para piernas cansadas, el alivio es automático.

– En definitiva mimate:  ponte ropa cómoda. Enciende una velas o un poco de incienso y perfuma tu casa con tu fragancia favorita. Plancha el sofá en tu postura preferida, con un buen libro o una peli.

Yo a mis taitantos y a pesar de estos consejos no consigo estar al 100% al día siguiente de una boda o fiesta! pero mi cuerpo agradece estos cuidados.

De regalo y como sorpresa especial dedicada a mi amiga Raquel y su ya marido Victor, os dejo una imágenes de su enlace donde disfrute a lo grande con todas las que durante tiempo fueron mis compañeras de trabajo y por siempre amigas. Esta ha sido mi primera boda de la temporada y os aseguro ha dejado el listón muy alto. FELICIDADES  Raquel y Víctor.😙😙

Chic@s por hoy me despido de vosotr@s, ya sabéis si tenéis una boda este finde semana lee mis consejitos o pasaselos a tu amiga para que la pobre no lo pase tan mal😉😉 No seas mala y COMPARTE!!!!

image

Estándar